Postales orgánicas I

jean_arp_sombrero_ombligo
Jean Arp. “Sombrero-ombligo”. (1924). Madera pintada sobre madera. 58 x 45 cm. Sammlung Daimler Chrysler.

Adoraba los sombreros. Fuera donde fuese siempre protegía su cabeza con uno. “Me sirven para custodiar las ideas brillantes que bullen en mi cerebro”, solía responder cuando le preguntaban. Se había convencido a sí mismo y a los demás de que la opacidad del sombrero evitaba que el fulgor de sus ocurrencias saliera a la luz y quedara al alcance de cualquier oportunista a la caza de algo original que llevarse a la boca. Nunca se percató de los peligros inherentes a la práctica de llevarlo. El ala limita el campo de visión lateral y superior, hecho que aunque puede aportar un hálito de misterio al que lo luce, también obliga a una inclinación del cuello hacia abajo que, en casos extremos, puede acabar en la costumbre de mirarse el propio ombligo…