2014

tejer

Mirar al pasado ayuda a imaginar el futuro. Si lo que vemos nos entristece, la nostalgia se apodera de nosotros y tendemos a creer que “cualquier tiempo pasado fue peor”. Si nos alegramos de habitar el momento presente, a pesar de echar una ojeada a lo que ya pasó, nos proyectamos hacia el futuro y deseamos que suceda cuanto antes. No hay que olvidar que si vivimos en el ahora, aceptando el bagaje del ayer, somos dueños del mañana. Es una necedad sentarse a esperar que ocurra, ya que es tarea de cada uno construirlo. Empecemos enseguida, sin prisa.

Gracias a los lectores de vitaminagrafica durante el 2013 por estar ahí. Espero que continúen en el 2014. Mis mejores deseos para todos.

“Elegy” de Bill Douglas