2016

 nidada

En un entorno cambiante en el que la certeza se deteriora, las creencias firmes y asentadas se relativizan y las bases del conocimiento se convierten en posibilidad, perdiendo el estatus de verdad que habían alcanzado científicamente, resulta muy difícil creer en el futuro.

La fe es una actitud que permite al entendimiento y al espíritu confiar en la viabilidad o realización de algo. Más allá de su envoltorio de carácter religioso, la fe lleva implícita una doble vertiente: la de la confianza y también la de la verdad. No se trata de la pasividad del que “cree ciegamente” que algo ocurrirá a causa de las arcanas fuerzas del destino, sino de la autoconfianza necesaria para la consecución de un proyecto, el mantenimiento de una relación o el aprendizaje de una habilidad.

La fe no mueve montañas sin la actitud necesaria. La fe es empatizar, aprender a comunicarse, hallar las “herramientas” precisas para lograr algo, caerse y levantarse, tener la valentía de abandonar aquello que nos perturba o nos bloquea, saber mirar a las circunstancias de frente y desenmascarar a los manipuladores. Todo ello con la humildad del que sabe encontrar, no con la soberbia del que cree que ya no queda nada por aprender.

Mucha fe para todos en este año que comienza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s