Los objetos surrealistas y Salvador Dalí

“El objeto surrealista es un objeto absolutamente inútil desde el punto de vista práctico y racional, creado únicamente con el fin de materializar de un modo fetichista, con el máximo de realidad tangible, ideas y fantasías de carácter delirante.”

Salvador Dalí

Desde que nacemos, somos entes subjetivos con un sentido del “yo” que nos abarca casi por completo. A medida que crecemos y nos desarrollamos vamos tomando conciencia de que existe un mundo exterior de carácter objetivo con el que interactuamos. Posee la capacidad de condicionarnos y, a su vez, podemos influir en él con nuestras acciones. Desarrollamos, en definitiva, el sentido del “no-yo”.

oso_de_peluche_con_bufanda mantita_polar

Entre el ámbito de la subjetividad individual y el mundo objetivo existe un espacio intermedio que marca la evolución de uno a otro llamado espacio transicional. Este espacio no es ni subjetivo ni objetivo y está habitado por los objetos transicionales. Durante la infancia estos objetos ayudan al niño a tranquilizarse ante la ausencia de su madre y le enseñan a relacionar el mundo exterior con el suyo propio. Estos objetos también forman parte de la vida del adulto adoptando otras apariencias: posesiones, grupo de personas, cultura, ideas, creatividad…, cuya finalidad es el mantenimiento del espacio transicional como experiencia intersubjetiva y expresiva de la realidad personal.

Un objeto se convierte en transicional cuando el sujeto dirige hacia él su energía pulsional, impregnándolo con ella. El objeto cargado con estas descargas de energía psíquica deja de ser indiferente para el sujeto y pasa a convertirse en un objeto especial. A medida que el sujeto se desarrolla y evoluciona, el objeto transicional suele perder progresivamente la catexia que aquél le otorgó. Cuando esta energía se mantiene en el sujeto adulto, el objeto transicional se convierte en fetiche. La importancia del fetiche radica en su capacidad para colaborar a la creación de una identidad propia, individual y definida frente a las influencias del mundo exterior.

Los objetos surrealistas creados por Salvador Dalí como consecuencia de la investigación y desarrollo del método paranoico-crítico son objetos transicionales que han alcanzado el status de fetiches.

Hacia 1914, Marcel Duchamp diseñó los primeros objetos surrealistas a travésmarcel_duchamp_rueda_de_bicicleta dali_man_raydel “ready-made” (arte encontrado). El movimiento Dadá adoptó inmediatamente el uso del los objetos encontrados; artistas como Man Ray y Francis Picabia los emplearon en algunas de sus obras. Los objetos surrealistas desarrollados por André Bretón, máximo exponente del movimiento, son el producto de un proceso automático e inconsciente. Dalí fue más allá, consiguiendo que el objeto surrealista fuera la expresión objetiva del sujeto concreto irracional.

Salvador Dalí. Objeto surrealista de funcionamiento simbólico. “Zapato y vaso de leche”. 1931 (reconstruído en 1974). Assemblage. 48x24x14 cm. Fundación Gala-Dalí, Figueres
Man Ray. “The Gift (Le cadeau)”. 1921 (reconstruído en 1958). Plancha pintada y tachuelas. 15,3x9x11,4 cm. Museo de Arte Moderno. Nueva York.
Marcel Duchamp. “Rueda de bicicleta”. 1913 (tercera reconstrucción en 1951). Ready-made. 129,5×63,5×41,9 cm. Museo de Arte Moderno. Nueva York.

Salvador Dalí clasificó los objetos surrealistas en varias categorías:

  • Objetos de funcionamiento simbólico.- Es la categoría de objetos más vinculada con el movimiento surrealista, ya que surgen de un proceso automático de carácter inconsciente. Los objetos de funcionamiento simbólico existen sin tener en cuenta las consideraciones de carácter formal, visual o estético. En su elaboración, el proceso de objetivación del inconsciente sucede a través de la metáfora y el simbolismo, en un desarrollo similar a la creación poética.
    Objetos de funcionamiento simbólico:
    - Bola suspendida
    - Banco, esfera y hojarasca
    - Zapato y vaso de leche
    - Esponjas y bol con harina
    - Mano enguantada y mano roja.
  • Objetos transubstanciados.- Su origen es de carácter afectivo. Surgen al fusionar en una misma unidad: los objetos impregnados afectivamente, el discurso temporal al que están asociados y la persona con la que mantienen o mantuvieron un vínculo afectivo.
    Objetos transbustanciados:
    - Reloj blando
    - Relojes de paja
  • Objetos para ser proyectados.- De origen onírico, abandonan el ámbito de los sueños para proyectarse en el real, adquiriendo la entidad corpórea como cualquier objeto.
    Objetos para ser proyectados:
    - De sentido figurativo
    - De sentido físico
  • Objetos envueltos.- Objetos ideados a partir de fantasías diurnas, imágenes delirantes procedentes de la irracionalidad en estado de vigilia. Al estar envueltos, logran alcanzar el estado de invisibilidad, rodeándose de una atmósfera de misterio e indefinción que sugiere múltiples lecturas sobre su constitución real.
    Objetos envueltos:
    - Hándicap
    - Sirenion
  • Objetos máquinas.- Ingenios, en ocasiones mecánicos, basados en fantasías experimentales y dotados de una “pseudoutilidad” asociada a su esencia y a su carácter cinético.
    Objetos máquinas:
    - Mecedora para pensar
    - Tabla de asociación
  • Objetos modelados.- Son objetos elaborados a partir de imágenes delirantes de carácter onírico que abandonan el ámbito de los sueños y se proyectan en la vigilia.
    Objetos modelados:
    - Automóvil-mesa-silla-pantalla
    - Bosque
  • Objetos psicoatmosférico-anamórfico.- Una vez que se ha superado la dimensión simbólica del objeto, éste emerge y se afirma por lo que es, por su realidad denotativa, no por las asociaciones connotativas que su esencia pueda sugerir. Es, entonces, cuando el ojo accede a la realidad misma del objeto. Al desarrollarlo en completa oscuridad, los contornos se vuelven indefinidos, errantes y vaporosos. Así, llega a alcanzar el estado de “advenimiento paranoico” que lo convertirá en objeto psicoatmosférico-anamórfico.

Enlaces recomendados:
Objeto surrealista de Salvador Dalí en el Museo Reina Sofía.
El espacio transicional de Donald Winnicott en Salvador Dalí.

Bibliografía:
Visa, Miquel. “Dalicedario. Abecedario de Salvador Dalí”. Ed. Milenio. Lleida. 2003.
Dalí, Salvador. “¿Por qué se ataca a la Gioconda?”. Ediciones Siruela. 1955.

About these ads

Un pensamiento en “Los objetos surrealistas y Salvador Dalí

  1. Pingback: Cómo construir un objeto psicoatmosférico-anamórfico | vitamina gráfica

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s